Presentaron en Montevideo libro de Beatriz Corbella

by gab on noviembre 7, 2012

Mi mami:

Días pasados se presentó en el Ateneo de Montevideo el libro titulado «Simplemente Felisberto», de la escritora salteña Beatriz Corbella.
La actividad fue organizada por la Asociación de Escritores del Interior y se desarrolló en la sala Laura Cortinas.
El escritor Prof. Nelson Guerra, que integra la asociación, fue el encargado de dar lectura al trabajo de la profesora Mirtha Bonilla Monegal, que se refirió básicamente a «la mirada singular» de Felisberto Hernández, su particular forma de ver.
Entre la nutrida concurrencia estaban el poeta Gregorio Rivero Iturralde, colegas, escritores, amigos familiares y la ilustradora de la carátula.
La escritora y declamadora Mirtha Sorondo recitó varios poemas de Hernández, que manejaba el arte de escribir, pero también el de «decir» sus creaciones.
Por su parte, la autora, luego de agradecer a las instituciones que apoyaron la edición del libro, efectuó una semblanza del autor refiriendo a nuevos aspectos fruto de su investigación.
PASIONES
A continuación las palabras iniciales de la Prof. Bonilla Monegal, referentes al libro de Beatriz Corbella.
«Una historia, donde aparecen las pasiones tan naturales como si las quisiera volver a vivir. Felisberto Hernández viajando en diferentes rutas, se manejó dentro del mundo de las letras. Llevaba una parte del arte de crear y decir al mismo tiempo donde aparece la claridad luminosa, convertida en ocasos y recuerdos cuando desde antes ya lo había presentido».
Corbella comentó su participación en el concurso Alberto Manini Ríos, en la categoría Ensayo, con el título «Felisberto Hernández, Hoy y siempre». Dijo que aparte del primer premio en su categoría, algo difícil de lograr, obtiene simultáneamente el Primer Premio AEDI en el mismo concurso. Luego considera que hay que patentizar esa obra y es cuando se convierte en «Simplemente Felisberto».
«También podemos comprender, el real motivo de ese cambio. Es una demostración de los resultados de la aplicación de un buen ensayo. El primero sería, de acuerdo a la conceptualización de ese tratamiento, en cierta manera, convertirse en un ejemplo de autores y lectores que solamente el ensayo puede dar en el tiempo preciso. Además, el ensayo practica la novedad, debido a los ajustes de opiniones, pero, también de evasiones. Así, el ensayista logra la complicidad del lector a quien le interesa el tema, pudiendo en cierta manera en el tiempo lograr la participación de una empresa singular».
Destacó «la importancia donde todo estaba anticipado a nuestro entender por el propio Felisberto, y por qué no, por la característica del escritor uruguayo, que en un principio de siglo estaba en un avanzado esplendor», aunque no fue reconocido en vida con la magnitud que merecía.

Fuente: Diario Cambio de Salto – Uruguay.

Leave your comment

Not published.

If you have one.